En esencia

En esencia

La que escribe

Mi foto
"Todas las personas mayores fueron al principio niños. (Aunque pocas de ellas lo recuerdan.)". El Principito.

Si quieres contarme algo...

Para recibir las novedades en tu e-mail:

Lo más reciente:

El Mundo en este justo momento...

Seguidores

Han visto a esta niña crecer...

Da de comer al blog tú también

¿Buscas algo?

Cargando...
Con la tecnología de Blogger.
Se ha producido un error en este gadget.

Translate it!

Licencia de Creative Commons
Este obra está sujeta a una licencia de Creative Commons.
sábado, 23 de agosto de 2014

La balanza de la vida: año de bienvenida... y despedida

2 comentarios:
 
Seguramente ya no queden "seguidores" de este blog.  En algún momento, acabarían tirando la toalla y olvidando su existencia, hastiados de regresar día tras día y encontrarse que no había novedades.  Me parece lógico, desde luego.  Demasiado tiempo por mi parte sin pasar por esta mi pequeña madriguera y dar señales de vida.

Sin embargo (y sin que sirva como excusa) he tenido la mente aquí en muchas ocasiones a lo largo de toda esta temporada de alejamiento.  Añorando asomarme de nuevo a esta ventana y guiñar un ojo -al lector y a mí misma- con un par de líneas.  Pero este último año de ausencia me he encontrado demasiado ocupada, sintiendo. 
 
A veces, incluso, me he sentido agotada de tanto sentir, valga la redundancia...  Y es que se ha tratado de una etapa potente y demoledora, un período de contrastes y extremos: por un lado, la felicidad absoluta de albergar en mi interior una vida y percibir maravillada cómo crece día a día y cómo finalmente alcanzo a descubrir su precioso rostro, a oler su maravilloso aroma, a sostener, a abrazar y saber que nada puede ser más perfecto... a tener la seguridad de que, de pronto, todo acaba de cobrar sentido.
 
Por otro lado, es como si esa radiante intensidad hubiese sido compensada, en una balanza implacable, con la tristeza y el dolor de acompañar en su camino hacia la muerte a una de las dos personas que me sostuvo y abrazó en mi despertar a este mundo.  Y es que... qué curioso que nueve meses hayan bastado para convertir una celulita en el increíble ser que traje al mundo, y ese mismo tiempo para deteriorar la salud de uno de los seres que me dio la vida.  Y qué bonito pensar que aún coincidieron durante unos meses para conocerse, mirarse y sonreírse...  A saber qué se contarían sus ojos con tantas cosas en común, ambos en ese trance, en ese misterioso lugar entre la vida y la muerte.
 
Ha sido, pues, un año de sinfonía de cajita de música, de fuegos artificiales y lluvias de estrellas.  Ha sido, también, un año de melodías fúnebres y tormentas despiadadas.  La niña que un día fui, irremediablemente ha estado presente durante casi todo el tiempo: mirándose como un reflejo en ese precioso bebé y aullando su pena al viento por un papá que no volverá.  Y yo, convertida en la mujer que hoy soy y consciente del "antes y el después" que ha supuesto este momento vital, he tratado de entregarle cada sonrisa que dedicaba a mi hija, por una parte, y por otra... de acariciar su rostro desconsolado e inundado en lágrimas... y llorar con ella.

martes, 21 de mayo de 2013

El recuerdo más feliz de nuestra infancia

4 comentarios:



Hoy he vuelto a sentirme, a escucharme... a sentir y a escuchar a mi bebé.  Como hago habitualmente mediante mis palabras, mediante mis cantos y lecturas, mediante mis caricias a esta cada vez más enorme barriga.  He vuelto a conectar, conmigo y con ella, con mi hija.

He conectado con los ojos cerrados y manos en el vientre, al mismo tiempo que sentía y escuchaba la melodía y letras de Rosa Zaragoza como parte del maravilloso taller semanal de gimnasia al que tengo el placer de acudir desde hace un par de semanas, ritual al que ahora me arrepiento de no haber acudido desde el mismo comienzo de mi embarazo.

Me he vuelto a emocionar (siempre lo hago) con las palabras de ese tema musical tan especial a través del cual se manifiesta mi hija, a través del que se manifiestan todos los hijos que aún no han nacido al mundo.  Como siempre, he limpiado mis lágrimas con una sonrisa en mi rostro, sin prisa.  Como siempre, he saboreado su sal y me he permitido disfrutar de este delicioso pellizco en mis entrañas.

La persona que nos acompaña y que nos reconforta -a mis compañeras y a mí- en estos momentos de introspección e intimidad, nos ha invitado a buscar el recuerdo más feliz de nuestra infancia, con la finalidad de compartirlo con nuestro bebé, de transmitirle de alguna manera ese sentimiento de plenitud que recuperamos.

Así que, una vez más, he viajado hacia la niña que vive dentro de mí...  He llegado a ella en pocos segundos, y en seguida he reconocido algunos de esos momentos más felices, casi todos en mi primerísima infancia, muchos de ellos latentes en mi memoria, otros de ellos reducidos a mágicas sensaciones.

Se los he regalado a mi hija.  La he arropado con ese amor, ternura y agradecimiento que he sentido hacia las personas que en todos esos recuerdos aparecen, y me he prometido intentar que los recuerdos de sus primeros años (y -por qué no- también de los posteriores) sean tan coloridos como los míos.  O que se sienta, como mínimo, tan querida como yo me sentí en ellos.




domingo, 5 de mayo de 2013

Feliz Día, Súper Mamá

4 comentarios:






Ahora que me hallo absolutamente fascinada con la sabiduría de la naturaleza, y experimentando en mis propias carnes la increíble experiencia de crear vida, me siento más que nunca en la necesidad de homenajear a la mamífera que me llevó dentro su cuerpo, que me dio cobijo en su vientre y que me ayudó a salir al exterior en un parto natural, su primer parto, con el que nacimos al mismo tiempo: yo despertando al mundo fuera de su útero, ella naciendo como madre.

De esa época fascinante nada recuerdo, evidentemente.  Pero pondría la mano en el fuego para afirmar que me sentí muy feliz y cuidada dentro de ella en esta etapa intrauterina.  La prueba es que su (mi) embarazo duró diez meses y nunca llegué a decidirme a salir por mi propia voluntad:  tuvieron que separarnos los médicos en un parto inducido que -a pesar de forzado y de ser mi Mamá primeriza- ella no recuerda como un parto difícil o traumático.

En el cobijo de su interior se creó MI VIDA, de la unión de sus células y de las de mi padre.  Su organismo se dedicó a abastecerme de lo que necesitara, a cuidarme y protegerme, a formarme día a día hasta estar preparada para sobrevivir ajena a esa simbiosis.  En los comienzos de mi historia me mantuve unida a ella mediante un cordón umbilical... sentimos lo mismo... fuimos una...  Por más que lo pienso (y lo pienso mucho últimamente) no puedo dejar de maravillarme ante este MILAGRO de la vida que es la maternidad.

martes, 2 de abril de 2013

Papá está malito

6 comentarios:


Papá está malito.

Y es muy raro para mí reconocerle de esta manera, pero así es: está malito.

De pronto, ahora tiene carita de sueño, de día y de noche.  Nunca antes se la vi, por muy cansado que se encontrase.  Ahora se nota que apenas duerme.

De un día para otro, me parece como si hubiera envejecido décadas.  El rostro, cansado.  Las arrugas, más marcadas.  Los ojos, más chiquitos.  La sonrisa, resignada.  El semblante, preocupado.

Hay una chispa especial que siempre estuvo en él y que ahora no encuentro...  Aunque a lo mejor estaba en mi mirada y soy yo la que la he perdido...

viernes, 22 de marzo de 2013

Doble sentido

6 comentarios:



El título de este blog (esa niña que vive dentro de mí) de pronto, ha cobrado doble sentido.  Es más, se puede decir que ha cobrado sentido literal (hasta ahora figurado).  

Mantener el nombre con el que abrí este blog, ahora me resulta enrevesado, complejo, redundante...

A lo mejor debo cambiarlo (cuando se me ocurra otro título que defina la esencia de este blog)...  A lo mejor debo abrir otro blog -dedicado a la niña literal que vive ahora dentro de mí y a mi dulce experiencia con respecto a ella- y continuar manteniendo éste como hasta ahora, dedicado únicamente a la niña que un día fui.
martes, 5 de febrero de 2013

Revoltijo de Premios

26 comentarios:
 
 
Tenía pendiente sacar este hueco para devolver algunas de las muestras de cariño recibidas en los últimos tiempos.  Y aunque he tardado bastante (¡los dos primeros premios que aquí muestro me fueron otorgados hace ya la friolera de medio año, más o menos!) más vale tarde que nunca.  Ambos me fueron concedidos por una de mis más admiradas blogueras, Cocolina de Buceando en mi, uno de mis blogs favoritos: encantador, inspirador, emocionante.  Debido a esta mi preferencia, para mí es un gran honor recibir este doble reconocimiento precisamente por su parte: ¡muchas gracias, chula!.
 
Me ha costado, mucho más que en el resto de ocasiones anteriores, elegir a mis "premiados".  Al final, he decidido que fuesen blogs a los que nunca antes hubiera dado un premio y que también lo merecen.  Y me he dado cuenta de qué locura elegir ahora, de tantos y tantos a los que os sigo en la actualidad.  Y es que, según la época, no llego a leer muchas de vuestras entradas.  Otras veces, paso rápida por vuestros pequeños hogares y ni siquiera os comento... (de hecho, seguro que algunos de vosotros ni siquiera sabéis que paro a visitaros).   Pero, sí...  Si habéis sido premiados por mi parte (hoy y en anteriores ocasiones) debéis saber que me encantan vuestros blogs, que visitarlos es un pequeño placer de esos cotidianos que hacen que los días se tiñan de un color cálido y especial, que se conviertan en diferentes al resto.
 
Me dispongo a entregarlos, pues:
 
 
 
Este premio, íntimo, hogareño y sugerente, es el primero de ellos: 
 
 
 
 
Gracias (de nuevo) por este premio y por el siguiente, a Cocolina.  En este primer caso, dicta que hay que re-entregarlo a cinco blogs con menos de 200 seguidores.  Y los premiados son cinco blogs con una característica en común: no son meros contactos blogueros, sino que los conocí -en todos los casos- mucho antes y de forma independiente a nuestros blogs.  ¡Enhorabuena, amigos!:
 

Al corazón y la mano de Kusita y mucho más 
Al talento artesano de Agulla e fio  
Al sabor exquisito de Cocina y otros placeres
Al ingenio polifacético  de Órdago Dreams
Al carisma elegante de El corazón bajo la espada
 
 
 - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
 
 
El segundo premio es fresco, hermoso y sencillo:
 

 
 
 
Sus bases dicen que debe compartirse con otros 10 blogs con menos de 200 seguidores.  ¡Y yo os he elegido a vosotros!:

 
Al encanto y sabiduría de En minúsculas 
A la vocación y buen hacer de Érase una vez una maestra
A la familia que enamora de Biencriando
A la magia única e indiscutible de Sugus Café
A la espontaneidad y autenticidad de Patucos y patas 
A la solidaridad y ejemplo de ¿Qué hago aquí en el mundo?
A la humildad y musicalidad de Aprendiendo de Adrián y Gael
A la diversión colorida de Carrusel de Sofía
Al aire fresco que emana Disfrutando juntos
Al sarcasmo desternillante de El método Maridill
 
 
 - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
 
 
 Y el último premio acumulado, llegó de la mano de mi gran amiga Malena Cocinillas y su apetitoso blog Cocina y otros placeres.  Este premio es un reconocimiento al contenido y a la potencialidad para llegar hacer grandes cosas, y trae las siguientes instrucciones:
 
 
 
sábado, 26 de enero de 2013

Cuentos de Flores (II) - El director de la fábrica

4 comentarios:
 
 
Cuentos que escribía la niña que un día fui. Cuentos de Flores (II):



Ese día pasaba algo: las flores y las plantas lo notaron en el aire... fueron las primeras en darse cuenta de que no iba a suceder nada bueno.  Discutían entre sí y no se ponían de acuerdo:
 

-          Por favor, Señor Jazmín. – Decía Aloe – Debemos avisarlos.

-          ¿De qué nos vale avisar a los animales? – Gruñía Jazmín – No nos van a servir de ninguna ayuda.  Margarita, ¿tú qué opinas?

-          Opino que Aloe tiene razón: es mejor que se enteren los árboles, los animales... ¡y que pensemos entre todos!.

-          Sí. Juntos, podemos hacer la fuerza.– El Lirio se metió en la conversación.  El viejo Roble, árbol de pocas palabras, asintió largamente, al fondo.

-          Está bien.  Votemos. – Propuso Azahar.  Y así lo hicieron.  Por mayoría debían avisar a todos los seres que habitaban el bosque.  Así que cuando la mariposa Mari-Rosa se posó en la señora Amapola, ésta le dijo:

-          Querida Mari Rosa, por favor, ayuda a difundir la voz: un peligro se acerca.

-          No te preocupes, Amapola. – Le respondió dulcemente Mari-Rosa – Nosotros, los animales, ya lo habíamos intuido también. 
 
-     ¡Mirad todos… ahí está el peligro! – Gritó Ardilla, posada sobre la rama más alta de Pino, el árbol más frecuentado por los animales saltarines y voladores gracias a su agradable olor.

domingo, 20 de enero de 2013

Homenaje a los Hermanos Grimm en el bicentenario de sus cuentos

4 comentarios:

El pasado 20 de Diciembre se celebraba el bicentenario de la publicación de la primera edición de la famosa antología de relatos "Cuentos para la Infancia y el hogar"  de los hermanos Grimm, antología compuesta por leyendas del folclore germano que los hermanos se dedicaron durante muchos años a recopilar de la tradición oral del pueblo, recogiendo los relatos que las familias, a lo largo de los siglos, se habían ido contando de generación en generación..

Fue más adelante cuando, por exigencia de sus lectores, les surgió la tarea de reelaboración de esos textos compilados con el fin de adaptarlos a la forma de cuento literario, sobre todo para suavizar los elementos excesivamente crudos que contenían esos relatos.  Y así es como, edición tras edición, revisión tras revisión, fueron llegando a nuestros días esas fantásticas 210 narraciones fruto de la sabiduría, experiencia e imaginación popular de la idiosincrasia alemana.

No podía, pues, obviar este bicentenario sin dedicarle en este blog mi pequeño homenaje, ya que gracias a esa labor de investigación, compilación y adaptación de esos textos, muchos otros niños -pequeños y grandes- del resto del mundo también pudimos disfrutarlos. 


Primer volumen de los tres tomos que componen esta obra y que yo guardo como un tesoro, al igual que el segundo volumen (el único que nunca encontré fue el tercero...).
miércoles, 12 de diciembre de 2012

Regreso... y también emprendo.

8 comentarios:



Regreso.  Vuelvo a esta madriguera, al hogar que hice mío hace ya algún tiempo y que terminó de cobrar vida gracias a vuestra presencia, a los que aterrizásteis aquí por "casualidad" (cuánto me gusta esta palabra...) y a los poquitos conocidos que han ido siendo progresivamente invitados a compartir estos retazos de mi intimidad.  Regreso, después de este largo suspiro temporal, a esta página que es también un trocito de mí.

Retorno con fuerzas renovadas; con algo más del aprendizaje adquirido que te da la vida y las diferentes experiencias; con más contacto que nunca -si cabe- con esa niña que fui un día y cuyas vivencias y emociones aún laten en mí.

Como ya comenté aquí  -en el texto que escribí para presentar este blog y a la que escribe-, a lo largo de los años acostumbré a sembrar muchas páginas y blogs a través de diferentes tierras del ciber-espacio.  Y, quitando excepciones (por ejemplo, el primer espacio que empecé hace ya la friolera de doce años, el más entrañable y al que fui más fiel y constante durante años) lo más común fue que los acabase abandonando al poco tiempo y me temo que también olvidando en la mayor parte de los casos.  Pero no es eso lo que me ha sucedido con este blog...  y es que lo he tenido presente durante todos estos meses de silencio y ausencia por mi parte.  No en pocas ocasiones he escrito aquí tan sólo de pensamiento, ante casi cualquier acontecimiento importante o simplemente "interesante", que de esos hay millones a diario: sucesos que te llevan a reflexionar, a llegar a diferentes conclusiones, certeras, sensatas o absurdas; a establecer monólogos interiores que poder trascribir más tarde en letras...  Tantas veces me he prometido poner en palabras esos pensamientos, esas sensaciones "en cuanto llegue a casa"...  Pero no he atrapado a las musas ni jamás las he obligado a trabajar bajo presión, de manera forzada.  Así que, aquí seguía el blog sin actualizar, a pesar de continuar creando y escribiendo sólo para mí y por placer propio, como siempre he hecho desde la primera vez que cogí un lápiz entre mis dedos...  Sabía que regresaría.  No lo dudé ni un solo momento, aunque enfrentarme a este primer escrito de retorno se tornara, para mi asombro, en un camino arduo que al fin finalizo, derrotando así a la pereza imperante hasta la fecha.

Y es que en esta última época he vivido algunas aventuras que han acaparado mi tiempo y energías, todas ellas emocionantes, tratándose casi de caras opuestas de la misma moneda:  por un lado, la claridad de un verano sobrevolando las estrellas, acompañada cómplicemente por otros niños del país de Nunca Jamás, montando habitualmente nuestra casita de caramelo a las orillas de distintas playas de un mismo mar, y jugando en el interior de esa casita bajo el sol, bajo la luna...  Por otro lado, la oscuridad de una vivienda fría y seca, con altas rejas negras y afiladas en la entrada; mansión presidida por la Bruja Mala del cuento, empuñando su bastón ante la mirada de un grupo de niños temerosos y tristes. 

Cuentos de claridad y oscuridad que ya acabaron, como las experiencias laborales que fueron y que -sobre todo en los tiempos que corren- siempre acaban... y que resumen estos últimos tiempos de mutis por mi parte.  Ahora, de nuevo sin empleo conocido y con las pilas cargadas, regreso: regreso a esta mi pequeña guarida, a mi espacio; y emprendo, entre otras, alguna nueva aventura... que, además, intuyo que va a ser la más grande.



viernes, 29 de junio de 2012

Día Mundial del Sueño Feliz (o #desmontandoaestivill, que ya es hora)

14 comentarios:



Esta entrada forma parte de una iniciativa en redes y medios sociales que pretende situar como trending topic el hashtag #DesmontandoaEstivill, como parte de la celebración el 29 de junio como el Día Mundial del Sueño Feliz.  He aquí mi pequeña aportación como apoyo a este movimiento social revolucionario.









Me encantaría, en el día de hoy, hablar de mi experiencia como "mamá" en este tema.  Espero tener la oportunidad más adelante.  Por el momento, me conformaré con -como vengo haciendo en este blog desde que fue creado- hablar de mi experiencia como la niña a la que no he olvidado, como la persona en que me he convertido y soy:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...